sábado, 28 de febrero de 2009

LA HISTORIA DEL DILDO



El dildo al que otros conocen como "consolador" proviene según algunos de la palabra italiana "diletto" que significa complacer, esta denominación le fue dada en el Siglo XVI, no obstante ello es de destacarse que ya en la antigua Grecia ya se lo conocía, cuando la mujeres utilizaban el denominado "olisbos", un pene de madera que lubricaban con aceite de oliva, hay referencias de utensilios o juguetes sexuales que datan de la mas de 2.500 años de antigüedad en Oriente Medio, si no se equivocaron también en Sumeria existián los dildos aunque hechos en arcilla o marfil, y en China hechos en jade, también eran muy buscados los de basalto negro.



En la antigua Roma estaba relacionado con el dios Priapo que era representado con un pene de forma gigantesca comparado con el resto de su cuerpo, de ahí posiblemente el mito ese que los enanos la tienen grande, que en realidad lo que ocurre es que ellos son chiquitos pero el miembro viril es del tamaño normal, igual pasa con las mujeres muy pequeñitas que parece que fueran pura argolla o coño, dado que los genitales son del tamaño normal.

El dildo moderno o vibrador obviamente llegó con la electricidad a finales del siglo XIX, lo mas increíble es que su aparición fue como un instrumento médico utilizado para supuestamente combatir la histeria, los síntomas de esta enfermedad que en la antigüedad los griegos describieron como "útero ardiente" fueron múltiples, y si cualquier síntoma lo conectaban con la supuesta histeria.



Lo mas increíble es que en la antigua Grecia sostenían que el útero llegaba a comprimir el cerebro de la mujer y de ahí las reacciones y los cambios en la conducta en las mujeres, pero tan errados no estaban, por cuanto uno cuando está asustado está con los huevos en la garganta, y cuando nos enamoramos perdidamente también solemos tener la argolla de la mujer amada en la mente y nuestro razociño está en nuestro pene.

La ansiedad irritabilidad fantasías sexuales y una "excesiva lubricación vaginal" eran considerados parte de la sintomatología que preanunciaba la histeria, claro eran tan pelotudos los pobres griegos que no se daban cuenta que lo que necesitaban era una buena cojida o follada.

Según estudios efectuados en el Instituto Karolinska de Estocolmo, la insatisfacción de la mujer a lo largo de la historia se podía deber a varios factores.

Uno de ellos los casamientos sin amor, donde el matrimonio era arreglado de ahí que la mujer tuviera que desarrollar la imaginación en la hora de tener sexo.



Otra causal podía ser que no satisficiera a la mujer el hombre con el que estaba en pareja.



No todas tenían la suerte de estar con el hombre indicado.



De ahí que se dieran tantos casos de infidelidad a lo largo de la historia, y tampoco vamos a hacernos los pelotudos con el tema de la fidelidad que es algo utópico.



Entonces a la mujer no le quedó otra que buscar en otro lado el placer, así fue que tuvo que recurrir a la autosatisfacción con las manos.



O si tenía suerte acompañada de otra mujer insatisfecha, acrecentando la amistad y la camaradería.



Pero finalmente la tecnología llegó para quedarse.

Durante el siglo XIX a las mujeres que sufrían de histeria, los médicos les masajeaban el clítoris hasta producirles lo que llamaban "paroxismo histérico" que hoy festejamos con el nombre de orgasmo o polvazo. En la década de 1880 esta práctica estaba tan extendida que literalmente los pobres médicos se acalambraban las manos de tanta paja o puñetas a domicilio.



Inclusive algunas pobres mujeres llegaron a automedicarse, cosa que está condenada por la medicina.



Hasta que un médico británico de nombre Joseph Mortimer Granville ideó un pequeño aparato de forma fálica con fines terapéuticos para poder practicar el "masaje pélvico" que ya les estaba haciendo percha* las manos, la publicidad hablaba de un ingenio eléctrico que cumplía las funciones en forma fácil rápida e higiénica, a este tipo tendrían que haberle dado el Premio Nobel a la Paz Mental.

Esto era un claro ejemplo de una sociedad donde imperaba el "modelo androcéntrico de la sexualidad" es decir que el único que importaba era el hombre y su goce y donde el sexo era exclusivamente para la penetración y la eyaculación masculina, pobres pelotudos que entendieron que lo mas hermoso que existe es ser el autor del orgasmo de la mujer, el uso del vibrador era sobre el clítoris y la zona externa de la vagina, y al no haber penetración de este ingenio eléctrico era aceptado por la sociedad victoriana como un procedimiento puramente médico.

De hecho, el vibrador fue el quinto artículo para el hogar en ser electrificado, después de la máquina de coser, el ventilador, la cafetera y la tostadora y precedió en no menos de diez años a la aspiradora y a la planchadora de ropa, era obvio que se había tornado mas urgente un buen polvo a una camisa bien planchada y una casa sin polvo, bah la verdad era una vida sin un buen polvo pero de alguna manera había que tener alguna alegría no?.



El reinado del vibrador con fines terapéuticos terminó luego del fin de la Primera Guerra Mundial al comenzar a aparecer en las primeras películas porno, a partir de las segunda mitad del siglo XX comenzaron a comercializarse los vibradores como una ayuda o complemento para una buena cojida, inclusive los investigadores Masters y Johnson usaron los vibradores en sus investigaciones, ya hacia un tiempo que existían tiendas de sexo.



Hoy en día podemos ver la gran cantidad de modelos y diseños desde los de vidrio a siliconas con las formas mas variadas, para producir tanto el goce vaginal clitoriano o anal.



Inclusive se han inventado para que la mujer pueda conciliar el sueño y de paso siga entrenando.



Y como los adelantos llegan día a día finalmente luego del triunfo de los demócratas en USA acá podemos ver el regalo que le envió el presidente Obama a el ex Presidente George W, Bush y Sarah Palin con motivo de su asunción.





(Dedicado a Sra. Angel)

(Este blog le agradece a Malena por su esforzada labor)

24 comentarios:

Paula de Bera dijo...

Lux, esto ha dado luz a mis dudas.
Jamás me hubiera imaginado que desde antaño el vibrador venía con el objetivo de curar histerias.
Menos que los médicos se dedicaban a pajear pacientes, terapeuticamente, jajaja.
Todo bien, pero no cambio al hombre por nada, me animaría a jugar, pero que mi pareja juegue tambien, se entiende?
Sentir la piel del otro, la respiración, las caricias, los besos, eso es impagable.
Aunque es bueno saber las variedades, tamaños y demás, por si mi príncipe se demora en aparecer, jajaja.
Besotes enormes, genial!!!!

Sra Angel dijo...

Hola hermoso, acabo de enterarme de semejante dedicatoria.
Describiste partes de mi corta vida, jaja, y te adelantaste algunos post, jeje.
Mirá, hubiera pagado por ser una histérica de aquella época, jeje y que los médicos me masturbaran.
Ya que el idiota de mi marido no me atendía.
Seguro que algún doc se tentó más de la cuenta.
Me encantaron dos: el de basalto negro y el chupetón.
Soy partidaria de cualquier manera de gozar, con el cuerpo propio o ajeno, jajajaa.

Te agradezco semejante dedicatoria y el post que lo acompaña, me has dado un placer inmenso, casi orgásmico!!!!!

Te dejo miles de besos!!

Etienne dijo...

Honestamente, me da algo de bronca ver que este artefacto reemplazó a la mano del hombre [¿?] y nos ha desplazado a un costado, privándonos de tan linda actividad. Es que no somos sólo una poronga dura, tenemos sentimientos también... :P
Las fotos son de una extrema calidad y muy ilustrativas, como siempre. La info es de primera.


Sigo pensando que la mano del hombre es fundamental. Sobre todo para estrechar esos labios hirvientes y darles cobijo, para acariciarlos y besarlos, para comerlos de entrada y de postre, para lamerlos como los chicos lamen un helado de frutilla... Ah! Estoy usando más que la mano. Perdón, me tenté.


Abrazos!!

daalla dijo...

Nunca podré entender la utilización de un aparato para autocomplacerse las mujeres cuando estamos tantos hombres deseando complacerlas. Pero qué mal está el mundo cuando tantos hombres deben buscar el consuelo de las prostitutas y tantas mujeres se lo tienen que montar a solas en casa.
¿Has pensado en organizar una sección de contactos, Lux?.

AriaDna dijo...

lo que más me ha sorprendido es que curaba la histeria, debe ser algo así como cuando decimos que la música amansa a las fieras

besitos para este finde, mi lux

muack

Noelplebeyo dijo...

Estás seguro que era eficaz para la histeria ??? Conoco a más de una que se vuelve histérica si se olvida su mango en el otro bolso...
Y cualquiera se acerca a consolarla... ( se intenta, vamos, se intenta...)

Saludos

Mona Loca dijo...

Las fotos son un verdadero hallazgo! Encontraste una colaboradora im-pre-sio-nante!!!
ME parece qeu incluso un par me las voy a robar.

besos!

Gustavo dijo...

Coincido plenamente con Daala. Tanta poronga con ganas y pagando por ahí... Nunca pague ni lo volveria a hacer...
Quizas éste crecimiento de ña auto satisfaccion tenga que ver con la sociedad que cada vez se pone como más egoista, no?
Y a la vez me da bornca que hayan reemplazado a la mano del hombre, como bien dijo Etienne, sino tambien a su miembro y su lengua.
Saludos.

severino el sordo dijo...

Curioso eso de la cura para el histerismo,algunas feminas ilustres no tuvieron los galenos adecuados ,como Margaret Tacher ,Isabel la catolica ,la señorita Rottenmeyer o las hermanastras de cenicienta,y algunas otras deberian pasar consulta como Esperanza Aguirre.
Los hombres ademas deberiamos empezar a preocuparnos porque la ciencia seguira avanzando y supongo que llegara el dia que ya no les sirvamos ni siquiera para su satisfaccion,porque hasta el dildo evoluciona.saludos y hasta otra.

malena dijo...

BUAAAHHHH!!!! Y yo que no tengo ninguno!!!
:D


MonaLoca: Gracias por el piropo!!!

Mariela Torres dijo...

¡Cuánta cultura, como siempre! Para empezar no sabía que se llamaba dildo (tanto estudiar, tanto estudiar, y ¿para qué? uno nunca se entera de las cosas importantes), y tampoco sabía sobre sus fines terapéuticos. Me gustó.

Besos.

DOMINA YOUR OBSSESION dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
DOMINA YOUR OBSSESION dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ganesha dijo...

el problema de la automedicacion no es de hoy, viene de antes!! de tanto automedicarse les debe haber quedado el felpudo como un felpudo en un dia de lluvia....

salu2 y vibraciones (no musicales)

ganesha dijo...

alguna de los que uso el dildo a electricidad les debe haber entrado en cortocircuito y me imagino los resultados ardientes y aromaticos de tamaño accidente

salu2 y a favor de las pilas recargables

sonoio dijo...

hay que reconocer que han ayudado mucho,
sabés? desde que conocí que existían, cuando los ví por primera vez, imaginé que tendrían que tener rueditas. de hecho deberían tenerlas y poder armar carreras de consoladores en una scalectric,
hmmm, me estoy llendo de nuevo a la mierda,
un gran saludo comandante

Blogger Pechocho dijo...

Gracias por el dato cultural...

Los dildos o consoladores hacen su tarea, pero nunca tendrán el palpitar vigoroso de la carne humana...

Eso que ni qué!

tia elsa dijo...

Dios mio no sabía que existían esas cosas,donde se compran? las quiero ya!
Pdta: no hay nada nuevo bajo el sol,besos castos tía Elsa.

LUX AETERNA dijo...

Paula mi princesa, bien tus palabras me llenan de esperanzas sobre el género femenino, obvio que es un complemento pero no puede cubrir todas las espectativas, es una ayuda y un complemento mas para la cama. Estoy seguro que tu prícipe está cerca lo presiento.
Besos

Sra. Angel no se pero si sirve de algo yo no soy médico pero soy abogado y estoy dispuesto a darle gustoso una mano a quien me lo pida. Que bueno que acabara gustándote.
Besos

Etienne pienso igual que vos es una injusticia quizás lo que pasa es que cuando terminaron lo apagan y limpian y lo guardan, en cambio a nosotros es mas difícil fletarnos. Pero no te preocupes también a nosotros nos ven como unos aparatos.
Abrazo

Dalla querido amigo, por supuesto que ya está instalada la sección de contactos! podés escribir en esta blog, no hay trabas para nada, lo mas bien pueden comunicarse unos con otros así dejamos de lado tanto aparato y volvemos a los orígenes.
Abrazo

AriaDna muy buena comparación, muy acertada.
Besos guapa

Noelplebeyo yo lo veo mas como un aporte a la paz social.
Abrazo

Mona las fotos no tienen dueño son de todos servite todo lo que quieras.
Besos

Gustavo volveremos!! no lo dudes además es un complemento no un sustituto no nos pongamos en retirada, obvio que además el consolador no sabe hacer asados!!!
Abrazo

Severino no seas pesimista eso si yo me preocuparía el día que las mujeres finjan ante el dildo ese día será el fin de todo lo que amamos, pero recordá a Shakesperare que dijo "La culpa no está en los dildos querido Bruto sino en nosotros mismos" (cambiale dildo por estrellas pero es lo mismo)
Abrazo

Malena, mi vida, vos no precisás.
Besos aparatosos

Mariela el objetivo es divulgar conocimientos, asi que entonces con vos lo he logrado.
Besos

Ganesha seguro que hay mártires de la autosatisfacción, pero vez nosotros en cambio nos arreglamos mas sencillo no precisamos de aparatos, por eso lo nuestro en algo natural pero lo de ellas es antinatural por lo que nunca pero nunca nos van a poder reemplazar, ¿que dildo le puede decir el en oido mientras esas cosas lindas que les gustan oir????
Abrazo

sonoio, ¡que raro!! yo estaba seguro que lo ibas a comparar con cohetes que las llevan a otra dimensión! para mi siempre fueron cohetes.
Abrazo

Pechocho perfecto vos mismo lo has dicho nunca van a poder reemplazarnos, nosotros somos únicos e irremplazables.
Abrazo y bienvenido!!

Elsa no se pero me parece que me estás verseando, pero de ser cierto ya estás informada.
Besos!

Marcela dijo...

Leí por ahí que se encontraron objetos prehistóricos que los estudiosos no sabían como catalogar. Decían que eran "esculturas de forma fálica". Hasta que uno lo miró bien (probablemente una mujer) y dijo: "esto es un consolador".
Y para los que creen que los consoladores pueden suplantar al hombre, no creo que sea así. Los "juguetes" no suplantan a los jugadores. Son un condimento más.
Besos.

María dijo...

Jua! Me ssstas jodiendo!!

No sabía que antes se llamaba dildo al consolador.

Me quedé pensando en los de madera, marfil, etc. Yo que considero que el pepino es muy rígido, no quiero pensar lo que serán de esos materiales. Vidrio?

Estoy muy out!!

Y también histérica!!

Tengo que solucionarlo a la brevedad!

Beso!!

Mona Loca dijo...

Lux, para devolverle la gentileza que tuvieras otrora, te dejé un premio en mi blog.
Pase y retírelo...

Como no seré la primera...y calculo que tampoco la última, sólo me queda el consuelo de pensarme como "muy apreciada"
;)


besos!

Estefanìa dijo...

LAS FOTOS SON GEANIALES...

Lolita y El Profesor dijo...

Qué buena la historia del vibrador!
Así que de ahí venía el aparatito!
Así que por eso las nenas jugamos con los deditos! Ji, ji, ji

Una excelente reseña histórica!

Besitos

Lolita