jueves, 9 de octubre de 2008

El Arbol de los Deseos.




Hace mucho, mucho tiempo, cuando los pedos se tiraban con onda, en la lejana India un peregrino tras caminar durante muchos días bajo un sol implacable, deseó con todo su corazón descansar a la sombra de algún árbol que le diera cobijo bajo su sombra.

Y así fue como de repente encontró un árbol solitario en medio de la planicie del Punjab.

Cubierto de sudor y casi desfalleciendo se encaminó alegremente hacia el árbol que hacía realidad su deseo.

Al fin podré descansar, pensó; mientras se abría paso entre sus tupidas ramas que llegaban hasta el suelo. ¿Qué más podría desear?

Tendiéndose sobre la tierra bajo su sombra trató de conciliar el sueño, pero el suelo estaba duro y no podía dormir.

Si al menos tuviera una cama. Pensó.

Al momento surgió una imponente cama, digna del Maharajá de Kapurthala.

Brocados, lujosos tejidos de Samarkanda, las más suaves pieles cubrían el lecho junto al un florero de vidrio con el escudo de Defensores de Belgrano. Y es que, sin saberlo, el peregrino había ido a sentarse bajo el mítico árbol de los deseos!!.

Aquel árbol milagroso que es capaz de convertir en realidad cualquier deseo expresado bajo sus ramas.

El hombre se acostó en el mullido lecho relajándose.

¡Oh, que a gusto me siento, lástima del hambre que tengo!. Pensó

Y ante él apareció una espléndida mesa cubierta con la más sabrosa de las comidas, con ricos y variados platos exquisitamente preparados y servidos en la más extravagante de las vajillas, sifones y variados pingüinos con litros y litros de vino.

Sobre las más finas telas imbricadas de hilos preciosos se mezclaban oro, plata y finísimo cristal con las más exóticas frutas y lujuriosos postres.

Todas estas maravillas tomaron forma ante sus asombrados ojos. Todo aquello con lo que siempre había soñado en las solitarias noches de su largo peregrinar estaba ahora ante él.

El peregrino comía y comía con el temor de que tal prodigio desapareciera en el aire tan súbitamente como había aparecido. Pero, cuanto más comía, más comida aparecía. Y cada nuevo manjar era aún más sabroso y exquisito que el anterior.

Finalmente dijo:

Ya no puedo más. Y en ese mismo momento la mesa con todas sus maravillas se desvaneció en el aire.

Es maravilloso, pensó, mientras un sentimiento de felicidad le embargaba.

No me moveré de aquí y seré por siempre feliz!!!!.

Pero, de pronto, una idea terrible surcó su mente

- Claro que esta planicie es famosa por sus feroces tigres. ¿Qué sucedería si un tigre me descubriese? Sería terrible morir, después de finalmente haber encontrado el árbol de la felicidad.

Fue la milésima de una fracción de segundo, pero bastó. Cumpliendo su deseo, en aquel momento surgió de la nada un terrible tigre que lo devoró.

Y así, el árbol de la felicidad quedó solo de nuevo, y allí sigue esperando la llegada de un ser humano de corazón completamente puro, donde no residan miedo, ni desconfianza, sino sólo responsabilidad y conocimiento.

(Recopilado de "Los Cuentos mas Pelotudos de la Historia Universal")

21 comentarios:

Laura.A.F dijo...

El cuento no es pelotudo, Don Lux.
Está muy bien contado y es muy creativo.Pobrecillo el árbol,con razón sigue solo, dudo de que exista un ser un humano con un corazón completamente puro, y capaz de controlar a todos sus pensamientos.

Si bien casi nada llega por arte de magia, de cruzarme con ese árbol,pediría tantas cosas (no sólo por mi, sino por mucha gente) que el árbol no daría a basto, y el bosque entero, tampoco.

Según una Ley de Murphy, el secreto de la felcidad consiste en crear un deseo y satisfacerlo, no sé.
Saludos!:)

LUX AETERNA dijo...

Si Laura pero el tema es que me hace acordar eso que cuando uno pasa por debajo del puente y está pasando el tren si pedis algo se te cumple, salvo que pienses en la palabra "cocodrilo", la joda es que siempre que pasa el tren lo primero que pienso es en cocodrilo.
Gracias por pasar.

KALISTA dijo...

sI SUPIERAS COMO ME REÍ!!, JAAAAAAA ESTÁ MUYYYY BUENOOO!!.. ESTOY TENTADA DE LA RISA EN SERIOO!.... ME VAN A SACAR TARJETA ROJA EN EL EDIFICIO SI SIGO ASI... JAJAJA.... DE DONDE SACAS ESTO POR DIOS!! ES GENIAL... GRACIAS POR HACERME REIR TANTO DE VERDAD, UN HERMOSO DIA... BESOSSS...

María dijo...

Una bonita historia para reflexionar y ¿por qué no? para pensar en pedir algún que otro deseo, muchos no ¿eh? ¡¡¡porque sino pobre arbolito!!! jaja.

Muchísimas gracias por dejar un comentario en mi blog, me ha encantado.

Saludos y feliz tarde.

LUX AETERNA dijo...

KALISTA: Si por la hora debe ser jodido tener vecinos amargos.
Gracias por tus palabras, pero ya te lo dije lo saqué de "Los Cuentos mas Pelotudos de la Historia Universal")
Beso

LUX AETERNA dijo...

Gracias a vos María, la verdad otra sería pedir el deseo y después dinamitar el árbol, o "por mas pelotudeces que piense que no me pase nada malo", no se habría que probar.
Beso

AriaDna ♥ dijo...

tendremos cuídado con lo que le pedimos al árbol de los deseos

un beso

Lacónica dijo...

Y no sabes si a esos arboles les viene el periodo? Je! Lo que debe ser...

Mariela Torres dijo...

Esta leyenda nos enseña que hay que tener cuidado con lo que uno desea, porque los deseos se cumplen bajo el árbol, o bien, pueden cumplirse alguna vez.

Está muy bueno el cuento. No lo conocía, y sí, me gustó.

Saludos.

LUX AETERNA dijo...

acónica: Yo había oido hablar de los árboles caducifolios y de los perennes, desconozco si hay árboles como los que vos decís.
Si tu árbol del deseo es así para vos, ojalá que lo encuentres.
Beso

LUX AETERNA dijo...

Ariadna, es cierto nada es gratuito, siempre tenemos que pagar algo por mas que nos parezca que no.
Gracias por venir.

LUX AETERNA dijo...

Mariela, si es cierto hay que tener cuidado, muchas veces con el tiempo nos damos cuenta que lo que tanto pedimos y no se cumplió de habrese cumplido hubiera sido un desastre.
Abrazo.

Morena dijo...

Si nos surgiera la posibilidad de que alguien o algo nos cumpla todos nuestros deseos, me arriesgaria a decir, sin temor a equivocarme que, todos nos zarpariamos mal.
Primero pedis poquito y cuando ves que todo se te va cumpliendo asi de facil, te copas y no paras.
Que me chupe el arbol.

Besos Lux

KALISTA dijo...

uhhhh.. perdón.... en serio... no reparé en ese detalle (de reina digo)....
Gracias por estar siempre, besossss lord...

LUX AETERNA dijo...

Morena, tenés toda la razón, es cierto estoy seguro que todos o por lo menos yo también me zarparía al toque, lo primero que pido sería muuuuchos euros, ya se queda mal pero es lo primero que pido, después dólares, jajajajajaja!!
Por eso debe ser que casi nunca se nos cumplen no?
Besos

LUX AETERNA dijo...

KALISTA, no problem pasa que me dio cosita viste.
Beso

Lacónica dijo...

Es probable, eso si de esos arboles se deben de alimentar los murcielagos... O Dracula.

Cocomiel dijo...

Más que nada éste cuento trata de decir que hay que tener cuidado con lo que pedimos, deseamos..y yo tengo esperanzas que puede haber un ser con un gran corazón completamente puro. Lindo relato, la verdad que me re gusto. No creo que sea pelotudo.
En fin.
Que bueno que te gusto el poema. Es precioso. :)
Respecto a la película, me interesa. Voy a ver si la consigo!
Suerte!

LUX AETERNA dijo...

Cocomiel, yo se que te va a gustar mucho, y hoy es un día ideal para ver esa peli.
Gracias por agregarme, yo también te agregué.
Abrazo

malena dijo...

JA! Conozco cuentos por el estilo, me encantan!
Gracias por pasar por mi sitio y dejarme tus palabras, un placer... Seguiré visitándote.

LUX AETERNA dijo...

Malena el gusto es mío, gracias por pasar, y si con mucho gusto te sigo viendo o mejor dicho leyendo.