viernes, 20 de agosto de 2010

EL SINDROME DE STENDHAL

Patrick Cassidy, Vide cor Meum


Como bien sabemos la medicina avanza a pasos agigantados, está demostrado que mientras nosotros descansamos o estamos al pedo hay miles de científicos que no dejan de trabajar, experimentando y buscando la cura a las miles de enfermedades rarísimas que podemos contraer.



Es usual que leamos que en Universidades como la de Upsala en Suecia, o de Nimega en Bélgica luego de años de estudios lleguen a conclusiones sorprendentes, como por ejemplo que si comemos sandía con vino nos podemos morir, o que la leche es beneficiosa para el cutis.



Que uno necesita dormir por lo menos unas ocho horas diarias.



Ya que si no dormimos lo suficiente después no nos pueden levantar ni con grúa.



Y si logramos levantarnos después estamos todo el día así con cara de pelotudos y olvidándonos hasta de vestirnos quizás.



Meses atrás los científicos del mundo se sorprendieron ante el hallazgo en el sur de Uganda de dos mujeres europeas que había convivido durante años en estado feral con una manada de elefantes.



Desgraciadamente una de ellas no pudo sobrevivir al sexo con elefantes dado que su argolla no resistió el garchoteo, pero la otra, la sobreviviente se la bancó, de esa convivencia nació una niña que habría heredado rasgos de su padre elefante, la foto recorrió el mundo y conmovió a la comunidad científica, era en verdad una mujer elefante.



Posteriormente y luego de una serie de intervenciones quirúrgicas los cirujanos plásticos mostraron al mundo la milagrosa reconstrucción del rostro de la joven, la antigua trompa había desaparecido, ya nadie se burlaría de ella.



Como bien sabemos los médicos como premio al esfuerzo si pueden descubrir alguna enfermedad nueva o algún síndrome le ponen del nombre del científico que lo estudió o descubrió.

Este no ha sido el caso del Síndrome de Stendhal, el cual lleva el nombre por el famoso escritor francés Henri Marie Beyle, mas conocido como Stendhal quien describió esta rara dolencia experimentada al visitar por primera vez en el año 1817 la ciudad de Florencia, mas precisamente los museos y templos, fue en la Basílica de la Santa Croce, donde se encuentran entre otras las sepulturas de Miguel Ángel y de Galileo Galilei, sumado a un número interminable de obras de Giotto y otros artistas.



Este síndrome es una afección que tiene como sintomatología, una profunda sensación de angustia sumada a taquicardia, alucinaciones, vértigo, mareos e inclusive un estado de confusión que nos puede llevar a ver alucinaciones.



Todo ello es producto de la exposición abrumadora, o quizás de una sobredosis de belleza artística, ya sea en esculturas pinturas y demás obras de arte.



Stendhal relataría ese extraño suceso de la siguiente forma: "Había llegado a ese punto de emoción en el que se encuentran las sensaciones celestes dadas por las Bellas Artes y los sentimientos apasionados. Saliendo de Santa Croce, me latía el corazón, la vida estaba agotada en mí, andaba con miedo a caerme".

Este síndrome ha sido definido recientemente por la psiquiatría, dado que todos los años se dan casos como este esencialmente entre los turistas que visitan la Gallería degli Uffizi.

En definitiva este síndrome es la reacción ante el exceso de belleza y exuberancia artística, que produce un estado de angustia acompañada de vértigos.

Pero lo mas increíble de esto fue darme cuenta que en cierta medida yo he padecido este síndrome sin haber viajado a la ciudad de Florencia, días pasados hablando con un amiguito del curso de idioma ruso sobre una serie de pelotudeces sin sentido nos sorprendimos en coincidir respecto en una rara sensación que padecemos cuando vemos por la calle a una mina que está muy buena.

La sensación que vivimos es primeramente de angustia, después si puede ser que sobrevengan otros sentimientos como la admiración ante tanta belleza, admiración igual a la que uno tiene cuando ve a una obra de arte.

La sensación primera que nos provoca ver a una mujer, un buen par de tetas, o unas lindas piernas, un soberbio culo o unos pies hermosos causan en los hombres sensibles la sensación de angustia, después seguramente sobrevendrán otras pero primeramente en algunos de nosotros sentimos ese estado de pesar.



Buscando el origen de este estado mental llegamos a la conclusión que posiblemente sea el producto de comprender que esa mujer que pasa por la calle, o que vemos desde un medio de transporte.



Quizás sentada frente a nosotros en el subterráneo, va a pasar así por nuestras vidas como un espejismo, tan solo por un instante y nunca la vamos a volver a ver, y menos conocer, seguramente ni oigamos el tono de su voz, ni como piensa y menos aún como besa, y así desaparecen de nuestras vidas esos hermosos piesitos.



Recuerdo que el escritor Jorge Dolina, contaba que uno de sus personajes Jorge Allen se ocultaba en un lugar alejado de todos para llorar por las mujeres que nunca iba a conocer.

Estoy seguro que hay un paralelo entre lo que sufre uno mirando obras en la Gallería degli Uffizi o mirando a una mina desconocida, ya que en ambos casos tenemos la certeza de lo efímero, por una corta estadía admiramos una obra de arte que se quedará en Florencia mientras nosotros nos vamos, y esa mina que se nos cruza pasa ante nuestra mirada y también va a desaparecer.



Esa sensación de pérdida es el Síndorme de Stendhal.

29 comentarios:

sonoio dijo...

ahora mi querido amigo, estamos en sintonía, sufrimos del mismo mal(¿?)

un abrazo comandante

Jazmin dijo...

Me pregunto si ese síndrome es sufrido exclusivamente por el género masculino.

Porque la sensación de pérdida sin posibilidad de posesión me es conocida.

Una especie de languidez, de vacío angustioso, de pérdida de una parte corporal, un anhelo, un ansia.


No sé si es lo mismo...

Jazmin dijo...

Ay, será de Pingocho...? Siempre me olvido de tildar el seguimiento.

Caro Pé dijo...

guau! qué síndrome che!NO creo que sea exclusivamente masculino ah.
no
¿Estudiás ruso? WTF!un poco complicado lo veo.

Caia dijo...

Stendhal, oiga, ni leí el resto, "Relatos" fue de esos libros que devoré de pendeja, del síndrome ni idea, y nada tiene que ver con devorar o con pendejos de los que se ven por aquí.
Qué pena tanta cosa explícita, se puede estar ahí, en el punto justo, en el cual todo es casi perfecto, ese límite casi perfecto.
"Song for the lovers", es mágico, es de esos temas que uno escucha y escucha.. for ever.
Saludos, señor.

Andrea dijo...

Tengo un problema con tus post, puedo mantener la atencion del texto por 3 parrafos, despues me distraigo con las fotos......es preocupante???

D dijo...

Con tu post de hoy me he quedado un poco más tranquilo, ya que ese mismo síndrome tan bien estudiado y mejor explicado por ti es lo mismo que experimento yo todos los dias, especialmente en verano, cuando veo a tantas mujeres estupendas pasar por la calle ligeritas de ropa. Veo que no me tengo que preocupar por los síntomas.
A esa sensación de pérdida como la denominas tan poética y nostálgicamente, yo la llamo de una forma más vulgar, "la verás, pero no la catarás".
A veces incluso va acompañada de una gran dosis de ira, especialmente si las veo acompañadas de pelotudos a cuerda que se las benefician.
Por cierto que también, al fin, he descubierto la razón de la enigmática sonrisa de la Gioconda. Leonardo la debió retratar al principio del trabajito fino que le estaban haciendo porque si no su expresión facial hubiera sido muy otra.
Como siempre, muy didáctico, Lux.
Un abrazo.

Noelplebeyo dijo...

Cierto que me ha pasado por partida doble...paseando por la bella ciudad de florencia, preciosa la capilla pazzi, en la misma plaza de santa croce y ver a una florentina, impecable, en traje, con una belleza exhuberante pedaleando en bicicleta

Que maravillosa enfermedad

Marcela dijo...

No conocía ese síndrome. Yo me emociono hasta las lágrimas cuando leo cosas que me gustan mucho o veo algunas películas o escucho cierta música, ¿será algo así? Creía que era una tonta sensiblona.
Y creo que todos sentimos dolor por la pérdida de cosas que nunca poseímos y probablemente no poseeremos jamás.
Besote.

Felipe dijo...

Yo acabo de sufrir el síndrome de Stendhal mientras iba leyendo el post.

Ójala la ciencia encuentre el sindrome de la mujer elefante porque lo necesita urgentemente.

Un fuerte abrazo,amigo Lux

Etienne dijo...

Primero lo primero, debo reconocer que voy hasta el fondo del post y paseo por las fotos, y después leo...

A mi me parece que la angustia es por la imposibilidad de decirle a esa obra de arte lo que sentimos en ese momento sin correr el riesgo que nos reviente la jeta con la cartera o peor, que llame a la policia porque la sigue un lunático.

Abrazos estimado!!

AGUSTIN dijo...

El contra síntoma es "agua que no has de beber, déjalo correr".
El síntoma radica en la pregunta de por qué por la calle anda tanto lomo, tanto caviar, tanto sushi, y en casa sólo osobuco, puchero y carnaza.

Jazmin dijo...

Aparentemente, la cura para el síndrome que nos ocupa sería -según testimonios recogidos- el casamiento con la mujer que lo provoca.


De todas maneras, todavía estaría en fase experimental. Faltan ver qué arrojan las pruebas realizadas en parejas donde el marido no se transforma en un pitecantropus, y favorece el florecimiento de la mujer como cuando estaba "en la calle".

LUX AETERNA dijo...

Sonoio hace tiempo que se que estamos en sintonía, pero es bueno confirmarlo.
Abrazo

Jazmín Puede ser que ustedes lo sufran no lo niego, pero el tema es que una mujer es tan hermosa como una obra de arte, algunas te quitan el aire, no se si eso puede transmitir un hombre solo con pasar caminando.
Quizás lo que vos enunciás es un amor no correspondido.
Quizás me equivoque, no se.
Besos!

Jazmín II: No te imaginás como me emociona leerte haciendo referencia a Pingocho, no dudo que él te bendice.
Besos

Caro Pe: Con vos ya son dos asi que tengo que pensar que este síndrome también a ustedes las afecta, respecto al idioma ruso era un tema que tenia pendiente desde hace mucho.
Besos

Señorita Caia, me gustó eso de devorar pendejos, y que completita asi que de chiquita ya leias a Stendhal, respecto a "Song for the lovers" me encanta el tema y también el video.
Besos!

Andrea para nada es preocupante, yo diría que es alentador, pero hacé como Etienne que primero mira las fotos y despues lee el post.
Besos

Daniel es muy cierto eso de "la verás, pero no la catarás", y también mas cierto que cuando uno ve a una mina que está muy buena siempre está acompañada de un pelotudo, puede que sea la envidia pero siempre tienen cara de nabos.
Abrazo mi querido amigo

Noel estaba seguro que vos habias ido a Florencia, que lindo poder realizar una experiencia in situ del síndrome, te imagino contemplando esa belleza en dos ruedas.
Abrazo

Marcela no creo que sea este síndrome sino que sos una mujer sensible además de hermosa.
Te mando un beso

Felipe es que la verdad uno se angustia pensando donde carajos están las minas de las fotos, pero bueno imagino que sería peor verlas en directo.
Abrazo

Etienne me gusta que coincidamos en estos temas, lo unico es que por lo menos a mi me pasa muchas veces no se que les diría.
Abrazo

Agustín pasa que cuesta dejar correr y no verlas mas, respecto a lo otro tiene solución.
Abrazo

Jazmín III el tema del sindrome me parece que radica en el hecho de saber que esa obra de arte tanto una escultura una pintura o una mujer una la admira sabiendo que va a pasar, y que es efímero ese momento.
Besos

Gus dijo...

Querido amigo Lux: una vez mas me hiciste trabajar el balero y senti la necesidad de contarlo en una entrada de mi blog.
Gracias por movilizar mi inconciente.

Un abrazo grande.

Zeithgeist dijo...

eh, mirá por donde me vengo a enterar de cómo se llama el sindrome con el cual siempre pero siempre mi Brujah derrota a los maricones de los Toreadores.

=)

Gregorio Meursault dijo...

el síndrome tb se puede aplicar a cuando encontrás un videito porno que está muy bueno, de esos que te hacen flashear: sabés que el video está ahí y que es probable hasta que lo guardes, pero dificilmente las veces sucesivas que lo vuelvas a ver te vaya a dar tanto placer como esa vez

muy bueno el post, al blog llegué por primera vez, sigo leyendo y te cuento

Gregorio Meursault dijo...

.

Ganesha dijo...

confieso padecer el sindrome de stendhal pero hasta hoy no sabia que esa sensacion tenia nombre.

salu2 informa2

LUX AETERNA dijo...

Gus que lindo es poder inspirarte, me gusto mucho tu post.
Abrazo

Zeitgheist me parece que sos muy dura con los Toreadores, pasa que ellos debe ser demasiados sensibles al arte y vos ma que brujah pareces una brujita
Besos

Gregorio M Bienvenido! puede ser que lo que relatas este relacionado con el sindrome pero el tema es que vos lo tenes al video porneta en cambio en el caso del post es algo que se va de nosotros o nosotros somos los que nos vamos.
Quizás la mina de la porneta si nos pueda causar angustia porque no la vamos a conocer nunca.
Abrao

Ganesha que bueno saber que padecemos lo mismo, estoy sorprendido de a cuantos de nosotros nos pasa lo mismo.
Abrazo

buda dijo...

Yo creo que sufro de otro sindrome,muy diferente llamado posvacacacional,que pena las vacaciones han llegado a su fin,pero con post como los tuyos da gusto llegar a casa.
Te mando un besico enorme y de parte de Jose un abrazo

Mariela Torres dijo...

¡Qué buenos los zapatos rosa! Me encantaron y creo que me provocaron una sensación de angustia no tenerlos.

Besos.

Lilith dijo...

Me paso lo del tal síndrome al ver esos zapatos... Lo primero que pensé es donde comprare unos iguales porlo menos muy parecidos.

Carambolas quizá yo no he sido buena persona pero siempre le doy una sonrisa cuando un hombre se me queda viendo, y si me hablan no tengo problema en ser atenta y dar mi fon. Creo que aveces los hombres se impresionan mucho al ver a una vieja buena y se ponen nerviosos, y sienten que si le hablan los van a mandar derechito a la chingada.

El que persevera alcanza, igual hay tipas mamonas que se sienten bien buenas y son groseras cuando les preguntan, su nombre o la hora , pero hay chavas que por lo menos de van a regalar una sonrisa. Y otras como yo somos fáciles y vamos a darle a ese hombre tímido nuestro fon, una cita, una revolcada o hasta una relación estable.

Un gran beso lux, tu entrada es la inspiración para mi próximo post en mi blog, me gustaría que un día escribieras de las chicas fáciles que aunque nos repudian muchos hombres agradecen secretamente el conocernos.

Eso si con fotos súper cachondas y bonitas como es tu estilo. Un besito

moderato_Dos_josef dijo...

Sí, creo que yo tasmbién sufro el mismo mal. ¿el de Stendhal? No, el de la mina que está como un tren y la veré pasar a mi lado sin siquiera rozarla jamás....
Un post muy cuidado y científico.Me ha gustado!
Abrazos

LUX AETERNA dijo...

Querida Merce: Eso nos pasa a todos, es una sensación de angustia en la boca del estómago, pero hace tiempo que descubri que el remedio a esa sensación es darse cuenta que de acá hasta las próximas vacaciones uno debe estar esperanzado en los fines de semana, vas a ver como el próximo finde va a tener un valor y un gustito que las vacaciones le había quitado.
Besos hermosa y un abrazo a tu esposo.

Mariela no te preocupes ya va a llegar el ansiado verano o por lo menos la primavera para que vuelvan a atormentarnos con esos hermosos tesoros ahora ocultos.
Besos

Mi hermosa y angustiante Lilith.
Te pido por favor si conseguís unas sandalias como esas que me mandes urgente una foto, así acrecentás mi síndrome de Stendhal y mi fetichismo.
Eso que contás de vos, de como te comportás es una clara señal de dos cosas, primero que sos una mina perfecta, el sueño de todo hombre y segundo que no dudo que mi dios Pingocho te debe de querer mucho, ya que a las mujeres como vos él las ilumina y protege. Es cierto mujeres como vos hacen que nosotros nos pongamos nerviosos y temamos que nos manden a la "chingada" o al carajo, pero ya sabés lo que dicen "Dios ama a los valientes".
Leerte me ha producido una sensación de angustia, agravada por el hecho que estés en México, pero creo que eso también se puede solucionar, espero hacerlo.
Y no sos fácil, sos una mujer bendecida por los dioses.
Te mando un beso angustiado.

PD Felicitaciones por la nueva Miss Universo, habla bien de ustedes.

Moderato Gracias por tus palabras, las valoro máxime sabiendo de quien viene. Respecto a las minas que pasan como un tren, hay veces que tenemos el impulso de tirarnos bajo las vías, o treparnos al vagón de cola.
Abrazo

severino el sordo dijo...

De vuelta a la cruda realidad,me encuentro con tu sabia entrada y solo puedo decir que afortunadamente en este hemisferio empezaremos a caminar hacia el invierno,ya que sino, no es que fuera victima del sindrome sino que acabaria desarrollando multitud de ojos en la cabeza como las moscas para poder admirar todos esos excesos de belleza,un abrazo.

Cynthia dijo...

Me sacaste varias risas.
¿sentido de angustia? jeje.

Esa es una de las cosas que me encanta acerca de ustedes los hombres, y los hombres Argentinos sobretodo. Padecen, sea lo que sea, padecen por una mujer. Lo encuentro ESPECTACULAR.

Y aunque no lo crea, a nosotras no pasa parecido, tal vez no con tanta emoción, pero parecido. Y verá, algunas menos, como yo, no los deja pasar sin al menos un cruce de palabra. Quien me vio y quien me ve, es que lo que quiero, lo busco, lo engatuso, y después vemos.

Saludos querido,
Cynthia.

Karen dijo...

Como siempre es un placer leerte, extraño sindrome, nunca antes habia oido de el pero si visto.
Cuidate!

Zeithgeist dijo...

Uy, ahora segun tu otro post, debo ir a la hoguera.
ñññññññññññññññ